Bienestar

El entrenamiento matutino de 10 minutos para energizar tu día


Los entrenamientos matutinos suenan bien en teoría, pero cuando la alarma suena una hora antes de lo que estás acostumbrado, de repente te olvidas de todos los beneficios del ejercicio y tu cerebro vuelve a la tierra de los sueños. Es por eso que decidimos encontrar un compromiso que lo ayude a cosechar todos los beneficios de una sesión de gimnasio a.m., pero en solo 10 minutos y desde la comodidad de su hogar. John Rowley, entrenador personal certificado, autor de mayor venta y director de bienestar de la AISS, organizó este entrenamiento de 10 minutos para hacer que su cuerpo se mueva y su ritmo cardíaco aumente, sin necesidad de equipo (o membresía en el gimnasio).

¡Desplácese para ver cómo se hace!

Comience con 45 segundos de saltos para elevar su ritmo cardíaco y calentar todo su cuerpo.

Apunte sus brazos y núcleo con 30 segundos de flexiones. Consejo: "Mantenga las manos un poco más anchas que los hombros y mantenga su cuerpo en línea recta".

Haz un minuto de abdominales en bicicleta para ejercitar tus abdominales. Consejo: “No juntes las manos detrás de la cabeza. Apriete los músculos abdominales para levantar la cabeza, los hombros y la parte superior de la espalda.

Para quemar las piernas, pasa un minuto sentado en la pared. Consejo: "Asegúrese de doblar las rodillas, manteniéndolas paralelas al piso".

Para otra rápida explosión de cardio, haz 30 segundos de alpinistas. Consejo: "Tenga cuidado de no bloquear los codos".

Luego, haz 30 estocadas en cada pierna, alternando a medida que avanzas. Consejo: "Al salir, dobla la rodilla hasta que quede paralela al piso".

Sostenga una tabla por un minuto. Consejo: "Involucre su núcleo y mantenga su cuerpo en línea recta con la cabeza en alto".

Manténgase en posición de tabla para hacer 30 segundos más de flexiones.

Las piernas son las siguientes con otro minuto de sentarse en la pared.

Un minuto de burpees apunta a su pecho, brazos y piernas. Consejo: "Asegúrese de no ir demasiado rápido. Mantén el control de tu cuerpo.

Trabaja tus abdominales por última vez con un minuto de abdominales regulares. Consejo: “Recuerda que una crisis no es una sentada completa. Contrae los músculos abdominales y simplemente levanta los omóplatos del suelo.

Termine con una serie rápida de rodillas altas de 30 segundos para una explosión final de cardio. Consejo: "Intenta levantar las rodillas lo más alto que puedas todo el tiempo".

В

¿Intentarás este entrenamiento energizante de 10 minutos por la mañana? ¡Cuéntanos a continuación!